Café con Aroma a Mujer Hispaniola

Provengo del trópico donde  reina el sabor de tan buen aroma como el Café de Barahona. Dulce y fuerte, deslizante desde la taza hasta la  boca, que primero rueda desde montañas en rojas cerezas, desprendiéndose en ramilletes que luego pasan a las ranchetas secadoras de las lugareñas, poniéndolas cerezas en fogoneras y tostaderas.

Así es el trayecto del  Cafecito negrito y rico en saborcito de los dominicanitos, nacido de las entrañas de  mis tierras camaradas.

 Y  así despertando,  desde el amanecer, sube de la greca  el  sabor dominicano. Me describo a mí y a mi café dominicano.

 “Café con Aroma a Mujer Hispaniola”

Soy  como el  café,  Robusta.

de cuerpo completo…

voluptuosa, de curvas frondosas.

 

Soy  de la tierra, Tropical y ostentosa.

El café, mi muestra es mi aroma.

Mi denominación de origen, la Hispaniola.

Pureza de la montaña, de mis lomas.

 

La presencia es mi olor a café de Barahona.

Penetrante, deslumbrante.

 Excitante en contrastes,

dulce, agridulce, a nueces rebosantes.

 

Mis ojos… cafecitos tostados entrapados,

en marrones empastados.

 Mi cabellera  deslizada y rizada,

de la greca hasta la tasa, del cuello hasta la espalda.

 

Actitud a  exprés en altivez,

exquisitez, y delicadez.

de tipicidad potente como café caliente.

 Pamela Angeles

13/08/2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s