Poemas

Pensé en regalarte una alondra, un clavel o una rosa.

Pensé en regalarte una alondra, un clavel o una rosa.

Más pensé, que ingenuo y recordé. Recordé, que una alondra moriría de tristeza al ver que eres más bella.

Recordé que un clavel marchitaría su aroma al lado de ti, sin igual, hermosa.

Recordé que a una rosa se le envolverán sus pétalos en lágrimas, quedando el capullo en solitario al reconocer que eres más joven bella y hermosa.

David Ramírez autor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s