Tienes que reír Esther

Ahora que voy a ser madre, las canciones que me cantaba mi hermana en mi niñez llegan más a menudo a mi mente. Por lo que me he encontrado en la posición de acordarme de ellas y hasta crear algunas, en este caso particular recuerdo una historia que es como un cuento cantado, el cual es muy popular, y en ese sentido he creado una historia basada en la canción popular “La chivita”, pero adapatada al nombre de mi hija Esther. Aquí lo presento y espero le puedan dar uso también; se titula “Tienes que reír Esther”.

 

Tienes que reír Esther,
Tienes que reír Esther,
Si no mami se pone triste porque no has de reír.
Y si no quieres reír, y si no quieres reír,
Mami llama al enano para hacerte reír.
Enano; tienes que hacer piruetas y pataletas, para hacer a Esther reír.
Pero el enano no quiso hacer piruetas, ni tampoco pataletas.
Y Esther no se quiso reír.

Tienes que reír Esther,
Tienes que reír Esther,
O papi se pone triste.
Y si no quieres reír, y si no quieres reír, papi llama al bufón para hacerte reír.

Bufón; tienes que hacer malabares y sonar los cascabeles para hacer a Esther reír. Pero bufón no hizo malabares ni sonó los cascabeles, tampoco el enano hizo piruetas ni sus diez pataletas. Pero Esther no se quiso reír.

Tienes que reír Esther,
Tienes que reír Esther,
Para el bien de todos, para bien de todos.
Y si no quieres reír y si no quieres reír,
Tus tías traen al pantomimo y éste sí que te hará reír.

Pantomimo, tienes que pintar tu cara blanca, y usar tu mejor suéter a rallas. Pero pantomimo, no quiso pintar su cara ni menos usar su suéter a rallas, el bufón no hizo malabares, ni sonó los cascabeles, y el enano no hizo piruetas ni tampoco diez pataletas. ¿Entonces? Esther no quiso reír.

Tienes que reír Esther,
Tienes que reír Esther,
Para que estemos felices.
Y si no quieres reír y si no quieres reír.
Abuela traerá al payaso y entrará de un portazo.

Payaso, tienes que hacer muecas y pintarte la jeta. Pero payaso no quiso hacer ni una mueca mucho menos pintarse la jeta. Pantomimo no quiso pintar su cara blanca ni menos usar su suéter de rallas, el bufón no hizo malabares ni sonó los cascabeles, y el enano no quiso hacer piruetas ni tampoco pataletas. Y Esther no quiso reír.

Tienes que reír Esther,
Tienes que reír Esther,
O fea vas a vivir o fea vas a vivir.
Y si no quieres reír y si no quieres reír,
Tus tíos traen el mago para que haga trucos y magia.

Mago; haz tus mejores trucos y magias. Mago se volvió sordo y no escuchó de trucos ni magia. Payaso no quiso hacer muecas mucho menos pintarse la jeta. Pantomimo no quiso pintar su cara blanca ni menos usar su suéter de rallas, el bufón no hizo malabares, ni sonó los cascabeles, y el enano no quiso hacer piruetas ni tampoco pataletas. De nuevo Esther no quiso reír.

Tienes que reír Esther,
Tienes que reír Esther,
Para que no te enfermes de tristeza.
Y para que no sea así y para que no sea así,
Abuelo traerá al circo, abuelo traerá al circo.
Y con esa noticia y con esa noticia, todos se activaron.

El mago si hizo trucos y magias por toda la casa. El payaso hizo sus muecas y se pinto la jeta. El mimo se pintó la cara blanca y usó su mejor suéter a rallas. El bufón hizo muchos malabares y sonó los cascabeles. Por último, el enano hizo diez piruetas y también un montón de pataletas.

Entonces, Esther se puso a reír, jijijiji a carcajadas, jijiji a carcajadas.
Y desde ahí todos nos pusimos muy felices, jijiji, muy felices.

 

 

Pamela Angeles

8 agosto 2015.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s