4 conductas negativas que los padres deben evitar

El Dr. John Gottman es un renombrado experto en las relaciones de pareja. A través de muchos años de investigación él ha descubierto cuatro conductas que nosotros deberíamos evitar si queremos tener una fuerte y saludable relación. Él llama a este comportamiento los cuatro jinetes del apocalipsis porque estos traen la relación a un final. Tener una saludable y conectada relación con nuestros hijos es lo que nos permite influenciarles y guiarles a través de su niñez; por lo tanto, obteniendo el conocimiento y el entendimiento de estas cuatro tóxicas actitudes y sus antídotos puede ayudarte a construir una mejor relación con lo más preciado que tienes- tus hijos.

Jinete # 1. Crítica

Los padres regularmente usan la crítica en un atento de motivar a los hijos a ser mejores, pero la crítica raramente motiva. Esta rompe, la crítica es puntualizar algo negativo-básicamente, es hacer brillar esa luz de los defectos y rasgos negativos. El problema está en que de acuerdo a la Dra. Julie Gottman, “los niños toman las criticas como una forma de reflexionar sobre quienes ellos son.” Hace que los niños crean que hay algo malo en ellos. Yo he dicho antes que los padres deberían de ser las personas que vean lo mejor en sus hijos y hacer brillar en ellos esa luz de las buenas cualidades. Los niños no pueden ver y vivir al alcance de lo mejor de ellos, si nosotros estamos siempre puntualizando lo peor de ellos.

Ejemplos de las críticas.

“Eres tan torpe.” “¿Por qué no puedes recordar hacer tu cama? ¿Qué está mal contigo? ” “!Mira este lío! Eres demasiado haragán para limpiar tu habitación.” “Estás malcriado y no aprecias nada!”

Lo que los niños están realmente escuchando en estas frases es. Se más cuidadoso de no derramar la bebida. Por favor se más responsable y haz tu cama. Me gustaría que limpies tu cuarto. Me gustaría que tú seas más comprensivo. No, ellos están escuchando: Tú eres torpe. Tú eres estúpido. Tú eres haragán. Tú eres malcriado. Cualquier motivación a ser mejores está siendo aplastada bajo el peso de la vergüenza.

El antídoto.

Deja afuera el carácter juzgativo y usa “declaraciones con el yo” para decir lo que quieres. “Oops, se ha derramado”. Yo quiero que busques un paño y lo limpies.” “Yo quiero que arregles tu cama, por favor.” “Yo quiero que limpies tu cuarto antes que vayas a la casa de tus amigos.”

Jinete #2. Desprecio.

El desprecio es crítica que viene desde un punto de vista de superioridad, viene a través de insultos o poner sobre nombres, burlarse, poner los ojos en blanco, sarcasmos, humor hostil, y hacer muecas. De manera interesante, el desprecio no solo predice como la relación irá pero también predice cuantas enfermedades infecciones el receptor podrá manifestar en los siguientes años. Yo solo puedo concluir de esa información que hablar de forma baja destruye más la autoestima del niño o niña

Ejemplos de desprecio.

“! Mocoso estúpido!” “¿Eres ignorante? ¿Por qué hiciste eso? ” “Ni siquiera piensas recoger tu ropa, ¿verdad? ” “Oh, mira el pequeño bebé está llorando otra vez! “Uai Uai!”

El antídoto.

El antídoto para el desprecio, es el respeto. Trata a tus hijos con el mismo respeto que quieres que ellos te traten.

Jinete #3 La actitud defensiva.

La actitud defensiva se describe como la reacción contra el sentimiento de sentirse personalmente atacado. Auto protección por la indignación o jugar a la víctima. En la relación, padre-hijo, el padre ha de sentirse a la defensiva cuando éste se da cuenta de que en realidad estaba equivocado o cuando el niño o niña indica las fallas del padre (crítica hacia los padres). Básicamente, la actitud defensiva sugiere “el problema no soy yo, eres tú.” Es evitar tomar la responsabilidad al colocar la culpa en el niño.

Ejemplos de la actitud defensiva.

“!No te hubiese gritado si hubieras hecho lo que se te dijo!” “!No debí llamarte estúpido PERO me haces enfadar demasiado!”

El antídoto.

Acepta la responsabilidad de tu parte en el problema y escucha como se está sintiendo tu hijo o hija, con el compromiso de realmente entender la posición de éste. “No debí decirte estúpido. Lo siento,” “Me disculpo por haberte gritado. Perdí el temperamento.”

Jinete #4 La táctica de cerrojo.

La táctica de cerrojo es retirarse de la conversación antes de que todos sientan que el problema ha terminado. Yo puedo pensar en dos formas principales que los padres aplican la táctica del cerrojo. Una es retiro emocional cuando se está frustrado con el niño o niña. Darle al niño el tratamiento del silencio o darle la espalda es una de las formas. La otra es terminar la conversación con un flagrante desprecio hacia el punto de vista del niño. “Nosotros no vamos a discutir esto. Mi decisión es final.”

Razonablemente, habrá momentos donde no habrá punto de discusión y el padre o madre deberá poner sus pies en la tierra, pero cuando ésta es la norma en la relación, el niño o niña sentirá que no tiene voz y no tiene a nadie a quien acudir. Cuando los niños sienten que su punto de vista no nos importa, ellos eventualmente pararan de comunicarse con nosotros.

Ejemplos de la táctica de cerrojo.

Ignorar a tu hijo o hija en un intento de manipular su comportamiento. “Esto no se discute más.” “No me importa lo que pienses. Mi decisión está tomada.” “No quiero escucharte.”

El antídoto.

Si la ira o frustración está causando que te pongas en un estado emocional de táctica de cerrojo, el antídoto es aprender a auto calmarse fisiológicamente. Tomate un momento de la discusión para calmarte y regresa a los 20 minutos o más tarde. Si tú estas aplicando a propósito la táctica de cerrojo en un intento de manipular el comportamiento del niño o niña, reconsidera si tú quieres que éste tipo de comportamiento tu hijo o hija lo use. Los chances son que estarás un tanto molesto si te dan el tratamiento del silencio, mientras tú cambias tu mente en si dejarle ver la película a la que ella quiere ir.

El consejo que te ayudará a evitar estos cuatro jinetes del apocalipsis, es crear una cultura de respeto en tu relación con tu hijo o hija. No es solo posible mediante corregir y disciplinar respetuosamente a tu hijo o hija, pero es clave para una relación saludable.

 

Rebecca Eanes, es la fundadora de positive-parents.org and creator of Positive Parenting: Toddlers and Beyond. She is the author of 2 books, The Newbie’s Guide to Positive Parenting y co-autora del libro, Positive Parenting in Action: The How-To Guide to Putting Positive Parenting Principles in Action in Early Childhood, los cuales son los más vendidos en sus categorías en Amazon. Ella es madre agradecida de 2 hijos.  (Eanes, Rebecca, 2015)

Traducido del original en inglés de:

Eanes, Rebecca. (24 de August de 2015). 4 Parental Behaviors to Avoid. (Pamela Angeles). Recuperado el 25 de Agosto de 2015, de http://www.creativechild.com: http://www.creativechild.com/articles/view/4-parental-behaviors-to-avoid/1/#page_title

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s