About me/sobre mi

Restauración de ríos: restaurar a Camú

Restaurar un río, sonará algo inalcanzable para quienes no hayan escuchado hablar sobre el tema o es posible que actualmente hayas escuchado en los noticieros que un científico peruano recuperó un río en 15 días y te resulte increíble, pero lo cierto es que la restauración de ríos no es cosa de ahora y si se puede lograr. Solo que requiere de grandes esfuerzos, política de estado y municipal, así como fondos especiales para poder lograrlo.

La restauración de ríos es definida por el Centro Europeo para la Restauración de Ríos como a la gran variedad de medidas ecológicas, físicas, espaciales de gestión y prácticas. Estas están dirigidas a restablecer el estado natural y el funcionamiento del sistema fluvial en apoyo de la biodiversidad, la recreación, la gestión de inundaciones y el desarrollo del paisaje.

De los países con mayor experiencia en este campo lo tienen los de Europa, especialmente Alemania con 16 proyectos ya culminados y algunos en proceso (https://restorerivers.eu, 2016). En los países Europeos están tan comprometidos con dicha acción que cuentan con una institución gestora de la restauración de ríos llamada la ECRR, European Centre for River Restoration o Centro Europeo para la Restauración de Ríos, dicha red consiste en “centros nacionales, organizaciones, instituciones y suscribientes individuales que están vinculados por su misión de estimular y apoyar la restauración ecológica de los ríos a lo largo de Europa.” (www.ecrr.org, 2016). En América también hay experiencias los Estados Unidos, Colombia. En República Dominicana los trabajos se han empezado.

La ECRR, además  apoya el desarrollo de las mejores prácticas de restauración de ríos y difunde información sobre la restauración ecológica, a través de su plataforma RiverWiki donde se publican estudios de los proyectos que están en ejecución y los ejecutados en toda Europa”. (www.ecrr.org, 2016).

“Lo que mueve a las personas que forman parte de esta institución es la necesidad de recuperar el valor biológico y natural de estos cuerpos de agua que han sido destruidos por la mano del hombre.” 

Sueño con ver en mi país acciones como éstas, ya que los ríos son parte esencial del bienestar de las personas que viven a su margen y que dependen de éste.

En esta ciudad de La Vega, nuestro río Camú ha sido reducido a piltrafas con el pasar del tiempo, y por la mano de personas que se benefician pasando por alto las leyes y el sentir del pueblo. Yo a penas tengo 30 años de edad y no me tocó ver el Camú en su apogeo, pero mi madre que ahora tiene 54 años, recuerda con alegría el caudal que llevaba el Camú que al cruzar por su paso la fuerza arrastraba su cuerpo.

“Resulta que mi generación y la futura mía, no disfrutaran de ese encanto. La Vega merece y debe de restaurar el Camú”.

Nuestro río es emblema de la prosperidad que poseemos como provincia al tener tan preciado recurso natural. Pero me da tanta tristeza, pues me luce que se harán muchos intentos pero no apegados al rigor científico que sí garantizan una verdadera recuperación, ya que esto requiere de la unidad de la sociedad civil, las empresas y de políticas municipales y de gobierno.

Durante años en  La Vega, la Fundación Salvemos al Camú, ha hecho todo lo posible en sus manos para hacer una ínfima parte de lo que se requiere para recuperar un río. Lo que sucede es que no ha accedido a las actualizaciones científicas de cómo y cuáles son los procesos actuales para recuperar ríos; tomando en cuenta que ya han habido países con vasta experiencia y logros en recuperar ríos.

El Sr. Demetrio Miguel Castillo, quien tiene un Máster en gestión de biodiversidad de los trópicos en Sevilla, España, escribió un proyecto titulado Regeneración Río Camú, el cual presentó en una conferencia en el Consejo de Fondos Mineros La Vega y se puso a disposición para emprender los trabajos cuando sea necesario.

Actualmente, la Universidad Ucateci está iniciando las reuniones y talleres de consulta para iniciar un esfuerzo mancomunado en manejar la sub cuenca del Camú. También, los jóvenes Randy Castro y Pedro Zapata realizan la primera investigación sobre el impacto que podrá tener el cambio climático en nuestro río Camú, la misma es titulada “Evaluación de la gestión de los Recursos Hídricos en la Cuenca Hidrográfica Camú y su Impacto ante el Cambio Climático” tesis de maestría en Gestión Sostenible del Agua en PUCMM.

“En mi mente nunca terminaré de imaginar un río Camú restaurado con caudal y belleza para admirar”.

De acuerdo a los datos arrojados por el Censo Nacional de Población y Vivienda 2010, (One) en la sección Guarey se cuentan 191 habitantes y comprende los siguientes lugares, Paraje El Faro, Paraje Arroyo Ancho, Paraje Los Guanábanos, Paraje Guaigüi, Paraje Guarey. Cierto está esos datos deben ser actualizados y determinarse a fondo cuántos son en verdad que viven en la sub cuenca.

Yo establezco que con la voluntad política, se desarrolle un proyecto integral del manejo de la sub cuenca que abarque los siguientes acápites: los pobladores de éste paraje sean reubicados para que no esté habitada por personas, no se desarrolle la agricultura intensiva y el pastoreo.

Que la sub cuenca esté maneja por una fundación como lo está la reserva científica Ebano Verde con la Fundación Progressio y que cuente con el financiamiento de la alcaldía y del Ministerio de Medio Ambiente, INDRHI  Coraavega y empresas que venden el agua o la usan en el 50% de su producción.

Un programa de reforestación, vigilancia y control de fuegos forestales.

DSC00818
Arroyo en Guarey que alimenta al río Camú.

Guarey declarado reserva natural municipal productora de agua, oxigeno y biodiversidad para todos los habitantes de la provincia.

Áreas circundantes al río estrictamente establecidas de aprovechamiento y esparcimiento para el turismo ecológico y cultural.

Programa de pagos por servicios ambientales.

Esas pequeñas acciones ayudarían a restablecer parte del río con certeza.

El Camú sigue vivo por una de las personas más comprometidas con la producción de agua, Enrique Armenteros, quien expresó lo siguiente.

¿Por qué salvar El Camú? Para algunas personas salvar El Camú es exactamente eso: Salvar un Río que se muere, preservar un río que sucumbe a los golpes de la inconsciencia y de la irresponsabilidad. Para la Fundación Progressio y de manera particular para mí, salvar el Camú es eso y mucho más: es salvar uno de los hijos que nacen y cobran cuerpo en la Reserva de Ébano Verde (Fundación Salvemos El Camú, 2016).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s